mobbing u acoso laboral

ARTICULO ORIGINAL

 

TITULO: Mobbing u acoso laboral y Medicina de Familia.

 

Autor: Jiménez Cuadra, E. , (Centro Salud Antequera)

 

Palabras clave: mobbing, medicina, paciente.

 

RESUMEN: El mobbing es una conducta insultante, maliciosa, ofensiva e intimidatoria, siendo persistente, que hace sentir a la persona burlada, humillada y vulnerable y que socava su autoestima, causándoles ansiedad. Es un problema hoy muy frecuente en la consulta de Medicina de Familia. Los trabajadores acosados, muestran patologías de ansiedad, somatizacion, depresión hostlidad, fobias, paranoidismo y psicoticismo. Suelen mejorar con psicoterapia cognitivo-conductual, viéndose que la intervención psicolólgica, para normalizar la vida del sujeto, aparte de tratar la enfermedad que haya desencadenado el mobbing. Analizaremos este asunto.

 

Keywords: mobbing, medicine, patient.

SUMMARY: The mobbing behavior is abusive, malicious, offensive and intimidating, being persistent, which makes the person feel cheated, humiliated and vulnerable, which undermines their self-esteem, causing anxiety. It is a very common problem today in the office of Family Medicine. Harassed workers show anxiety disorders, somatization, depression hostlidad, phobias, paranoidism and psychoticism. Usually improve with cognitive-behavioral intervention seeing psicolólgica, to normalize the subject’s life, other than treating disease triggered this mobbing. Discuss this matter.

 

INTRODUCCION:

 

 

Concepto: El acoso laboral o acoso moral en el lugar del trabajo, conocido frecuentemente a través del término inglés mobbing (‘acosar’, ‘hostigar’, ‘acorralar en grupo’), es tanto la acción de un hostigador u hostigadores conducente a producir miedo o terror en el trabajador afectado hacia su lugar de trabajo, como el efecto o la enfermedad que produce en el trabajador.

Esta persona o grupo de personas reciben una violencia psicológica injustificada a través de actos negativos y hostiles en el trabajo por parte de sus compañeros (entre iguales), de sus subalternos (en sentido vertical ascendente) o de sus superiores (en sentido vertical descendente, también llamado bossing, del inglés boss, jefe). Dicha violencia psicológica se produce de forma sistemática y recurrente durante un tiempo prolongado, a lo largo de semanas, meses e incluso años, y a la misma en ocasiones se añaden “accidentes fortuitos”, y hasta agresiones físicas en los casos más graves.

Lo que se pretende en último término con este hostigamiento, intimidación o perturbación (o normalmente la conjugación de todas ellas) es el abandono del trabajo por parte de la víctima —o víctimas—, la cual es considerada por sus agresores como una molestia o amenaza para sus intereses personales (ambición de poder, de riquezas, posición social, mantenimiento del status quo, etc.)

El término mobbing  (del verbo inglés to mob, con el significado antes aludido) proviene de la etología, ciencia que estudia el comportamiento de los animales, sobre todo del campo de la ornitología, donde la conducta defensiva de un grupo de pequeños pájaros consiste en el atosigamiento continuado a un enemigo más grande, con frecuencia un ave rapaz. Estos comportamientos en la naturaleza terminan frecuentemente, o bien con la huida, o con la muerte del animal acosado por varios otros.

El científico sueco Heinz Leymann investigó el fenómeno en la década de 1980, y fue quien utilizó por primera vez el término mobbing para referirse al problema. Otros autores destacados en el estudio del acoso moral y del mobbing son la francesa Marie-France Hirigoyen y el español Iñaki Piñuel y Zabala. La investigación desarrollada sobre los efectos del mobbing indica que esta situación reduce la salud psicológica y física de sus víctimas y afecta negativamente a su bienestar y la eficiencia de otros empleados, al mismo tiempo que aumentan el absentismo y las bajas por enfermedad (Zapf y Einarsen, 2001) (2)

CONSECUENCIAS PSICOLOGICAS Y SOCIALES DEL MOBBING: Lento deterioro de la confianza en sí misma y en sus capacidades profesionales por parte de la víctima.
Proceso de desvaloración personal.
Desarrollo de la culpabilidad en la víctima (la propia familia suele cuestionarla sobre su comportamiento).
Creencia de haber cometido verdaderamente errores, fallos o incumplimientos.
somatización del conflicto: enfermedades físicas.
Insomnio, ansiedad, estrés, irritabilidad, hipervigilancia, fatiga, cambios de personalidad, problemas de relación con la pareja, depresión.
Inseguridad, torpeza, indecisión, conflictos con otras personas e incluso familiares.
Bajas laborales que el acosador suele aprovechar contra el trabajador.

Otras consecuencias:

Agresividad con la familia.
Aumento de la conflictividad con la familia.
Aumento de las enfermedades de los hijos y problemas escolares.
Retraimiento de la víctima con la familia y amigos.
Abandono de los amigos y rechazo por parte del entorno de la víctima, cansados de la “obsesión” con el problema laboral. «No te quejes, que nosotros no estamos mejor: el puteo va con el sueldo».
Falta de apoyo de los familiares ante los intentos de la víctima de hacer frente a la situación, legal o psicológicamente.
Estigmatización social en los sectores de actividad laboral próximos.
El desenlace habitual de la situación de acoso laboral suele significar la salida de la víctima de la organización de manera voluntaria o forzosa. Otras consecuencias pueden ser el traslado, o incluso el pase a situación de incapacidad permanente. La recuperación definitiva de la víctima suele durar años y, en casos extremos, no se recupera nunca la capacidad de trabajo.

OBJETIVOS DE ESTE ARTICULO: Demostrad la frecuencia del acoso de trabajo u mobbing.

Demostrar como la psicoterapia, sobre todo la cognitivo-conductual, mejora el mobbing. (3)

Ver como los trabajadores acosados, muestran patologías de ansiedad, somatizacion, depresión hostilidad, fobias, paranoidismo y psicoticismo. (4)

  

Se puede demostrar el acoso laboral mediante tests cualitativos. (5) Un profesor, Iñaki  Pituel, de  la Universidad Alcalá de Henares, realizó una investigación a la que bautizó con el nombre Barómetro Cisneros, sobre la violencia en el mundo laboral, siendo la primera investigación de mobbing realizada en España, con una base de 1000 personas encuestadas. El llamado cuestionario Cisneros II, plasma por primera vez los tipos de conducta agresiva laboral más usuales. En éste estudio se pueden observar por primera vez las consecuencias en forma de daños, sobre la salud mental y física de las personas que han sufrido ésta lacra laboral.

La escala Cisneros es un cuestionario desarrollado por el profesor Iñaki Piñuel de carácter autoadministrado compuesto por 43 ítems que objetivan y valoran 43 conductas de acoso psicológico. Dicho cuestionario forma parte del Barómetro CISNEROS® (Cuestionario Individual sobre PSicoterror, Negación, Estigmatización y Rechazo en Organizaciones Sociales), integrado por una serie de escalas cuyo objetivo es sondear de manera periódica el estado, y las consecuencias, de la violencia en el entorno laboral de las organizaciones. En un trabajo se estudió la fiabilidad, validez y dimensionalidad de la escala Cisneros, empleando datos obtenidos en una muestra de 1.303 trabajadores pertenecientes a un gran número de sectores de actividad. Los resultados indican que la escala Cisneros tiene una elevada fiabilidad una estructura bidimensional que permite ordenar sus ítems a lo largo de dos dimensiones (Ámbito de la conducta de acoso y Tipo de conducta de acoso), y que presenta relaciones teóricamente esperables con escalas que miden Autoestima, Burnout, Depresión, Abandono profesional y Estrés postraumático. Los resultados obtenidos muestran una buena capacidad para discriminar entre diversos grados de acoso y, por consiguiente, la utilidad de la escala como indicador de la gravedad e intensidad del daño infligido a la víctima. (6)

METODOLOGIA:

Se ha realizado una revisión del tema exhaustiva, mediante la búsqueda bibliográfica del tema en varias bases de datos.

 

RESULTADOS y CONCLUSIONES: En el informe Cisneros, se hallaron algunas conclusiones, (7) que pueden ser de utilidad:

-Uno de cada 3 trabajadores en activo, confiesa haber sido víctima de agresiones psicológicas a lo largo de su vida laboral.

-Los autores de éstas agresiones psicológicas son en un 79,39% de las veces, los jefes más inmediatos; en un 26,06% lopropios compañeros, y en un 3,55% los subordinados.

-Mas del 16% de la población española reconoce ser víctima de mobbing durante los últimos 6 meses con una frecuencia semanal.

-Dos de cada tres trabajadores timas de mobbing no son conscientes de estar siendo víctimas de acoso.

-Más del 50% de las víctimas, manifiestan secuelas del acoso laboral.

-La mayoría de los compañeros de trabajo, no mueven apenas un dedo para ayudar al compañero agredido. Sólo en un caso de cada seis, hay un apoyo frente al agresor.

-El mobbing afecta tanto a hombres como a mujeres, y se calcula que hay más riesgo en el sexo femenino.

– En el exterior la situación no es más atractiva. En Europa, según un estudio realizado en 2002, el porcentaje de trabajadores que estaban sufriendo, acoso psicológico en su trabajo, eran del 33%.

 

En un estudio de la British Medical Journal, en 2011, se pone de relieve que un 38% de trabajadores ha manifestado sufrir mobbing, mientras que un 42% confiesa haber sido testigo de casos de acoso.

CONSECUENCIAS DEL MOBBING: Se (8) han demostrado efectos nocivos del mobbing  sobre las personas, las organizaciones y la sociedad.  Gran parte de estudios indagan sobre los que se centran en los efectos sobre las personas. Entre otros efectos genera: depresión , ansiedad, desesperación, ira (Leymann, 1990), insomnio, síntomas nerviosos, melacolía, apatía, falta de concentración, agresividad, fobia social, estrés, trastorno del sueño, cambios en la personalidad, síndrome del estrés post-traumático,(Piñel 2001),  problemas psicológicos, trastornos psicosomáticos, (Mikkelsen y Einarsen, 2002) y suicidios(Leymann, 1990).  En el entorno social y familiar, se evidencian tensiones y conflictos, retraimiento de la víctima hacia sus familiares, (Piñuel, 2001), aislamiento social, inadaptación social, entre otras consecuencias.

En las organizaciones, las principales consecuenas asociadas con el mobbing, son entre otras: la disminución de productividad y compromiso, absentismo por enfermedad, insatisfacción en el trabajo, mayor rotación de personal, intención de dejar el puesto, costos de producción máselevados, disminución de la motivación, bajas laborales contínuas y reducción forzada de la jornada laboral (Piñuel 2001).

Final del formulario

Tratamiento para las víctimas del acoso laboral: se detectan en las consultas de m. familia.

El tratamiento para las personas que han sufrido mobbing persigue dos objetivos: ayudar a la victima a conectar con sus necesidades y deseos internos y “cicatrizar las heridas”. (9)

Para conseguir esa “cicatrización” el tratamiento debe pasar por una serie de etapas:

  • Exploración: La victima debe reconstruir los hechos, analizarse a sí mismo para revivir lo que le ha pasado.
  • Expresión: La victima debe ser capaz de contar lo que le pasó, cómo fue y cómo lo sintió.
  • Consuelo: Las personas que han pasado por una situación de mobbing necesitan ser consoladas, recibir atenciones y amor de sus seres queridos y también aprender a cuidarse y a amarse a sí mismas.
  • Compensación: Las víctimas de acoso laboral necesitarán resarcirse del dolor que han pasado. Esto puede generar deseos de venganza hacia el acosador que deben superarse, ya que si no, estaremos permitiendo que el acosador siga controlando su vida. La mejor manera de obtener compensación sin pagar un alto precio psicológico es dejar nuestro caso en manos de la justicia.
  • Análisis: La victima debe analizar cómo le ha afectado el acoso, qué cosas ha perdido, qué ha aprendido con la experiencia…
  • Superación: La victima debe integrar el acoso en su vida como un episodio más de su pasado del que pueda hablar abiertamente sin avergonzarse ni culpabilizarse.
  • Olvido: Sólo cuando la víctima puede aceptar que el acoso ya ha pasado y sentirse compensado, podrá empezar a olvidar y superar el problema.

El objetivo del tratamiento es la recuperación de la autoestima de la víctima. Para conseguirlo se trabaja el pensamiento positivo, el control del estrés y la asertividad. Una vez la victima aprende estas estrategias sabrá qué quiere conseguir en su vida, qué necesita y qué siente, lo que le permitirá un mayor control sobre sus relaciones sociales y laborales. Con ello, sabrá qué riesgos está dispuesto a correr y qué precio está dispuesto a pagar por sus deseos internos y podrá enfrentarse de una manera eficaz a cualquier futura agresión a sus derechos y necesidades. Por eso es muy importante la psicoterapia, y la cognitivo- conductual.

Por último, debemos señalar que algunos profesionales no diagnostican ni tratan el acoso laboral de una manera adecuada. Piensan que la culpa es de la persona por carecer de las habilidades sociales adecuadas o que exagera en sus percepciones. En ocasiones, le recetan medicamentos que no necesita. Hay que ser muy consciente de que el acosado es una víctima y que el problema no está en él. Nadie merece ser maltratado en su puesto de trabajo y la culpabilización que el acosado, sus compañeros de trabajo o algunos profesionales realizan, sólo contribuirá a agravar el problema. Aparte de la psicoterapia, hay que tratar el trastorno psicológico u problema psiquiátrico que conlleve  el acoso psicológico.

 

BIBLIOGRAFIA: 1 ) Montevideo, Uruguay, 10 NOV. 2013, pg: 1.

http://www.acosolaboral.org.o/

2) Montevideo, Uruguay, 10 NOV. 2013, pg 1-2.

www.acosolaboral,org.o/

3)Psicoterapia del Acoso Psicológico en el Trabajo. Un caso clínico, Dialnet, pg1, Maria de la Torre, Raquel R. Carvajal, Revista Argentina de Clínica Psicológica, ISNN: 0327-6716, V.22, N.2, 2013, PGS:131-138.

4)Perfiles victimológicos en trabajadores acosados en su lugar de trabajo. Niveles de Psicopatología y Burnout. David González, Jose Luis Peña Gómez, Revista CLÍNICA P. INSS 327-6716, V22, N. 2, 2013, PGS: 121-130.

5)Enrique Rojas, Vive tu vida, pgs: 257-231.Editorial Planeta, Madrid 2013.

6)Angel M. Fidalgo e Iñaki Pinuel, Universidad de Oviedo y Universidad de Alcala, pg: 1, Psicotema, v.16, n.4, pgs:615-624.

7) Enrique Rojas, Vive tu vida, pgs: 257-231.Editorial Planeta, Madrid 2013. El infierno en la oficina, pgs: 252-263.

8)Jose G. Carvajal Orozco, Carloa A. Dávila Londono, Universidad Nacional Manizales, Cuade.

Adimistrativo., v.29, n. 49, Cali. Jan/June 2013, pgs:12-12, Mobbing o acoso laboral- Revisión del tema en Colombia.

9)Tratamiento para las victimas del acoso laboral, El mobbing, pg:1.

http://www.el mobbing.com/tratamiento-para-victimas-mobbing-acoso-laboral.

 

 Imagen

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s