RELACIÓN ENTRE ENFERMEDAD MENTAL Y MEDICINA DE FAMILIA

ARTICULO ORIGINAL

 

TITULO: Relación entre enfermo mental y medicina de familia.

 

Autora : Jiménez Cuadra, E.,(Centro Salud Antequera)

 

Palabras clave: enfermedad, paciente medicina.

 

Analizar La relación entre enfermo mental y Medicina de Familia. Como debe ser detectado en la consulta de Atención Primaria y tratado adecuadamente, y derivado al especialista sino responde adecuadamente al trtamiento Hoy se sigue considerando todavía la enfermedad mental, como un estigma y no debería ser así, porque el enfermo mental es una persona más con sus derechos y deberes. Se excluye muchas veces al enfermo mental, y no debe ser así.

 

KEYWORDS:disease, patient, medical.

 

ASTRACT: Analyze the relationship between mental patient and family medicine. As it must be detected in primary care consultation and adequately treated, and derived the specialist but to respond adequately to the treatment today is still considered still mental illness, as a stigma and it should not be so, because the mentally ill is one person with rights and duties. Excludes many times to the mentally ill, and should not be so.

 

INTRODUCCIÓN: Se reinvidica el papel clave que la medicina familiar, tiene en los problemas de salud.

La Salud (1) Mental, debe estar al alcance de todos.

 

 

Actualmente el 25% (2) de las consultas que se realizan en Atención Primaria, tienen que ver con problemas de salud mental. Para la presidenta de Alfaem, Ascensión Sedano, “la confianza que hay entre paciente y médico, la cercanía a la población, y su posición como puerta de entrada a la sanidad, convierten al médico de familia en profesional muy importante”.

Su intervención se ve útil, para mejorar la atención a los pacientes crónicos, diagnosticar precozmente problemas que pueden acabar en problemas mentales y derivar a las familias, a los servicios sociales públicos.

 

EVALUACIÓN DEL PACIENTE MENTAL EN MEDICINA FAMILIA:

Los problemas de salud mental, especialmente los de ansiedad y depresión, suponen aproximadamente una de cada cuatro consultas que reciben los médicos de atención primaria. En este trabajo se presenta una revisión que pretende responder a dos preguntas interrelacionadas. En primer lugar, ¿cómo abordan los médicos de atención primaria el diagnóstico y el tratamiento de la ansiedad y depresión? Y en segundo lugar, ¿cómo se puede solucionar el problema? Para responder a la segunda pregunta vamos a tratar los siguientes aspectos: las necesidades de formación de los médicos de atención primaria, el desarrollo de instrumentos de evaluación específicos para su uso en ese contexto, el desarrollo de técnicas psicoterapéuticas adaptadas a las características de la atención primaria, así como el incremento del número de profesionales sanitarios dedicados a la salud mental. (3)

 

SOBRECARGA ASISTENCIAL:

Una cuestión que afecta claramente a las posibilidades de diagnóstico e intervención sobre los problemas de ansiedad y depresión en AP es la sobrecarga asistencial y el poco tiempo del que se dispone para dedicarle a estos casos. En un trabajo reciente se muestra que la mayoría de los MAP (75,3%) atiende a 35 o más pacientes cada día. Asimismo, la mitad de los médicos (50,8%) tiene asignados más de 1.500 pacientes. Todo esto conlleva un tiempo medio por consulta muy inferior a los diez minutos21. Y si tenemos en cuenta la problemática asociada a los trastornos de ansiedad y/o depresión, ese tiempo aún debería ser mayor. En esta cuestión los médicos están claramente de acuerdo: no pueden hacerse cargo de la demanda de problemas de salud mental con la sobrecarga de trabajo actual. En un estudio sobre la duración de las consultas de AP27 el tiempo dedicado a cada consulta varió según el tipo de problema atendido, siendo de 8,6 minutos (IC 95% 6,1-11) para los problemas psicosociofamiliares, de 7,1 minutos (IC 95% 6,6-7,7) para los orgánicos y de 6,9 minutos (IC 95% 5,2-8,4) para los burocráticos (p < 0,05). En otro trabajo, realizado en seis países europeos (Alemania, España, Reino Unido, Holanda, Bélgica y Suiza) sobre la duración de las consultas en AP, se puede constatar que España es, después de Alemania, el país donde menos duran las consultas. Mientras la media de los seis países es de 10,7 minutos, en Alemania es de 7,6 y en España de 7,828.

Con los datos disponibles se puede decir que los problemas de salud mental (fundamentalmente ansiedad, depresión y somatización) son los que mayor carga de trabajo les produce a los MAP. En este sentido, un estudio clásico de Vázquez-Baquero et al. encontró que la morbilidad psiquiátrica es el principal determinante de la utilización de las consultas de AP en ambos sexos y que una de cada seis consultas en los hombres y una de cada cinco en las mujeres están relacionadas con un problema de salud mental. Además, los resultados muestran una asociación entre trastornos mentales y mayor número de visitas al MA, tanto por los propios problemas de salud mental como por otras causas. En resumen, se podría decir que el paciente que tiene problemas de ansiedad y/o depresión es un “hiperfrecuentador”, ya que los datos señalan que la prevalencia de ansiedad y/o depresión en los pacientes que más frecuentan las consultas de AP es entre el 40% y el 60%. Los factores que mejor predicen la hiperfrecuentación en pacientes con problemas de ansiedad y depresión son: frecuentación previa, historial psiquiátrico en el pasado, presencia de dificultades sociales, nivel presente de consumo de alcohol, puntuación total de síntomas psiquiátricos y la puntuación total en ansiedadpor lo que definitiva, el poco tiempo disponible para atender a los pacientes en AP, unido a que los problemas de salud mental requieren más tiempo, supone un factor determinante a la hora de explicar las dificultades que pueden tener los médicos de AP a la hora de atender esa demanda.

Razones para explicar las dificultades con el diagnóstico

Además de la sobrecarga asistencial y la falta de tiempo, se han aducido otras razones para explicar estas dificultades en el diagnóstico de los trastornos mentales en Medicina de Familia. (4)

En primer lugar, la poca familiaridad con los trastornos psíquicos, pues existe un amplio consenso en que es necesario mejorar las habilidades de los MAP en el diagnóstico y tratamiento de los trastornos mentales35 y nuestros datos confirman precisamente la necesidad de ampliar su formación en salud mental21.

En segundo lugar, la mayoría de los pacientes con trastornos mentales que acuden al MAP consultan por síntomas somáticos (insomnio, cefalea, fatiga, pérdida de peso, etc.) que pueden ser atribuidos a enfermedades físicas en lugar de poner al médico sobre la pista de un posible trastorno mental (Baca et al., 2001) y, de hecho, cuando el paciente realiza la consulta por un motivo psicológico, la detección de trastornos mentales mejora considerablemente. Además conviene recordar que un 6,7% de los pacientes de AP presentan diagnóstico de hipocondría en el momento presente y, en general, nos encontramos con una alta tasa de prevalencia de los trastornos por somatización. En un estudio reciente el 50,3% (Criterios ICD-10) de los pacientes de AP han tenido alguna vez en la vida un trastorno somatoforme, y el 25,6% lo padecen en el momento actual39. Además, más de la mitad de los que padecen trastornos somatomorfos en el momento actual, presentan al mismo tiempo depresión (5,3%), ansiedad (2,3%) o ambas (6,1%). Desde esta perspectiva, el énfasis se sitúa en el proceso de somatización, es decir, de presentación de la enfermedad psiquiátrica (depresión y/o ansiedad) en forma de síntomas somáticos (lo que se denomina “presentación somatizada”) y no en forma de síntomas psicológicos (“presentación psicológica”), algo que ocurre con frecuencia en el contexto de Medicina de Familia. Por último, las dificultades que encuentra el médico de familia para distinguir entre ansiedad y depresión cuando ambos trastornos aparecen de manera simultánea en el enfermo (5). En relación con esta dificultad, los médicos encuestados opinan que tienen un conocimiento alto tanto de los trastornos de ansiedad como de los del estado de ánimo21. Esta autoevaluación positiva sobre el nivel de conocimientos acerca de estos trastornos debería de correlacionarse con un nivel aceptable en el diagnóstico de los mismos en AP. No obstante, diferentes estudios muestran que, por ejemplo, los trastornos depresivos permanecen infradiagnosticados entre un tercio y la mitad de los casos en el contexto de la Medicina de Familia.

SOLUCIONES: Este es el apartado más difícil de completar. Por un lado, se puede decir que ya existen soluciones basadas en la evidencia, como la mejora del diagnóstico o la intervención en base a las tecnologías de la información y comunicación (TIC). Pero, por otro, existen otras soluciones que, aunque no se ha probado su eficacia todavía de manera sistemática, puede suponerse que serán efectivas. En cualquier caso podemos decir que las soluciones se pueden agrupar en: a) incremento de la formación de los MAP en relación con los problemas de ansiedad, depresión y otros trastornos relacionados como la somatización o la dependencia a las benzodiacepinas; b) desarrollo de nuevos instrumentos de evaluación y diagnóstico de la depresión y/o ansiedad, útiles en el contexto de AP, así como el perfeccionamiento de los ya disponibles; c) desarrollo y adaptación de técnicas psicoterapéuticas al contexto de la AP; d) por supuesto, una reorganización de los sistemas de AP que incluya un aumento del tiempo medio por consulta (mínimo 10 minutos) e incorpore a otros profesionales como psicólogos o enfermeras especialistas en salud mental a los equipos de AP.

CONCLUSIONES: Después de todo lo expuesto anteriormente, existen una serie de conclusiones que podemos extraer en relación con la atención a los problemas de ansiedad y depresión en el contexto de AP.

En primer lugar, hay que señalar la importancia de la formación específica en estos temas de los MAP. Como ya hemos puesto de manifiesto, los diversos trabajos que han explorado esta cuestión han mostrado que, en general, un incremento en la formación específica conlleva una mejora sustancial sobre todo en lo que se refiere al correcto diagnóstico de los problemas de ansiedad y depresión. Y si el diagnóstico es acertado, el tratamiento, sobre todo farmacológico pero también en cuanto a orientación y consejo, ha mostrado ser tan efectivo como el proporcionado en los servicios especializados. Por tanto, se hace cada vez más necesario mejorar la capacidad de los médicos no psiquiatras para detectar las enfermedades mentales, ya que una vez detectadas el tratamiento suele ser efectivo. Para conseguirlo, una de las estrategias más importantes es el desarrollo de programas educativos dirigidos a los MAP.

En segundo lugar, la necesidad de hacer un esfuerzo colectivo a la hora de desarrollar instrumentos de evaluación que permitan al MAP hacer una aproximación diagnóstica con poco tiempo y un número reducido de ítems. En este campo se han hecho, con éxito notable, bastantes esfuerzos en los últimos años, por ejemplo para la evaluación de la depresión60 o del insomnio74 en ancianos.

En tercer lugar, sería conveniente la investigación y el desarrollo de técnicas de psicoterapia específicas o adaptadas a su uso en el contexto de atención primaria. Este es un campo especialmente interesante pues desde el uso de las TIC hasta la psicoterapia breve69,70 o la terapia de grupo68,75,76 pueden ser buenas alternativas. Por supuesto, sin olvidar la importancia del cálculo coste/beneficio a la hora de implementar las nuevas terapias. Esto exige un esfuerzo importante de investigación, pero creemos que puede ser, junto al desarrollo de instrumentos de evaluación, la línea de investigación preferente en el campo del manejo de los problemas de ansiedad y depresión en atención primaria. Y este principio es especialmente importante en el área de la atención a los problemas de ansiedad y depresión en psicogeriatría.

En cualquier caso, el modelo de atención especializada de los problemas de salud mental no se puede exportar a los centros de salud ya que, teniendo en cuenta la demanda, se colapsaría en poco tiempo. Por tanto, el modelo de atención a la salud mental en AP tiene que ser específico, adaptados a las características sociosanitarias de los centros de salud, de los profesionales que allí trabajan y, por supuesto, de los usuarios.

Los enfermos de salud mental, deben ser tratados en Medicina Familiar con un protocolo específico, y creado por especialistas de Psiquitria y Medicina Familiar, y pensar que el entermo no es un marginado, sino que tiene que ser tratdo en la sociedad con una persona con todos sus derechos, incluidos a los de formar pareja. ¿ Por que pierden su paga en España, si se casan por la Iglesia’ ¿No tienen derecho a formar una familia, como todos los demás? Aunque en casos especiales , tengan que ser revisados y ayudados por coordinadores psicológicos? ¿          queremos lograr una esterilización forzada en ellos, por considerarlos diferentes?. La sociedad todavía tiene que dar pasos gigantes en la salud mental, y en el trato integrador de éstos enfermos mentales, que son enfermos, como otros cualquiera: diabéticos, epoc.

BIBIOGLAFIA:1)Alfaem reivindica la medicina familiar en la salud mental,pgs:1-3.

2) Alfaem reivindica la medicina familiar en la salud mental,pgs:1-3.

3)Jose Miguel Latorre Postigo et al, Revista Clínica Medicina de Familia, Evaluación e Intervención de los problemas de Ansiedad y Depresión en Atención Primaria:Un problema sin resolver, pgs.1-10. U. Castilla la Mancha.

4) Jose Miguel Latorre Postigo et al, Revista Clínica Medicina de Familia, Evaluación e Intervención de los problemas de Ansiedad y Depresión en Atención Primaria:Un problema sin resolver, pgs.1-10. U. Castilla la Mancha.

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s